Nuevo libro BIENESTAR EMOCIONAL EN LA ESCUELA ¡Consigue tu copia!

Entornos VUCA: así afectan a la escuela

April 12, 2022

¿Alguna vez has oído hablar de los entornos VUCA? 

Se trata de un concepto que describe los entornos caracterizados por la volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad. 

Es decir, el contexto que estamos transitando en este momento es un entorno VUCA. 

Durante los últimos 2 años nos hemos tenido que adaptar a nuevas modalidades de enseñanza, pero es que además, lo que antes era trabajo de un docente, desde hace unos años se puede aprender con un solo clic. 

Las nuevas tecnologías también han modificado la forma de aprender, y de enseñar. A esto se le suma que la tecnología sigue avanzando a un ritmo rapidísimo, y nadie puede predecir cómo seguirá afectando a la gestión escolar. 

La pregunta es: ¿estamos preparados? O mejor dicho, ¿sabemos cómo prepararnos y gestionar estos entornos en los que nada es seguro? 

Entornos VUCA en la escuela 

VUCA responde a las siglas en inglés de volatilidad (volatility), incertidumbre (uncertanity), complejidad (complexity) y ambigüedad (ambiguity). 

Este término es bélico, se originó en los círculos militares norteamericanos de los años 90 para definir el nuevo escenario bélico de la primera guerra del Golfo. 

Vamos a ver cada una de estas variables una a una para entender cómo afectan a la escuela y cómo puedes hacer frente a la incertidumbre y a la volatilidad durante el ciclo lectivo. 

Volatilidad 

Este elemento hace referencia a los cambios constantes, impredecibles y rápidos que pueden ocurrir en cualquier momento. 

Un ejemplo fue todo lo que vivimos con la llegada de la pandemia COVID-19, que demandó unos cambios muy rápidos e impredecibles para el sector educativo. 

¿Quién nos iba a decir que tendríamos durante meses los colegios cerrados? ¿Y que aun así el curso seguiría adelante? 

Incertidumbre 

La incertidumbre en un entorno VUCA hace referencia a la escasa previsibilidad de lo que puede ocurrir en el futuro. 

Esto dificulta, por ejemplo, priorizar dentro de una estrategia, ya que usar el pasado como referencia no es suficiente. 

Complejidad 

Vivimos en un contexto cada vez más complejo, en el que la globalización tiene mucho que ver. 

Estamos tan hiperconectados que nuestra manera de relacionarnos se ha transformado por completo, y eso dificulta por ejemplo las relaciones entre distintos miembros del equipo. 

Ambigüedad

La ambigüedad en un entorno VUCA se refiere a la falta de claridad que provocan los tres anteriores factores. 

Esto hace que para hacer frente a un contexto como el que se plantea, sea fundamental:

  • Una formación constante para mantenerse actualizado en los avances tecnológicos y conocimientos necesarios para estar preparado. 
  • Entrenar la habilidad de afrontar cambios y hacer frente a los problemas de una forma ágil.

Todo un reto para  gerentes educativos, sin duda, que paralelamente tienen que seguir desempeñando sus funciones. 

Por suerte, hay una serie de elementos que pueden ser de gran ayuda. 

Elementos para adaptarse a un entorno VUCA 

Talento 

Si hay algo insustituible en una escuela es el capital humano, es decir, esas personas que hacen posible que el proyecto salga hacia adelante. 

A veces no se trata de un talento en concreto, sino más bien un conjunto de habilidades que gestionadas de la manera correcta marcan la diferencia. 

Así que contratar talento y saber mantenerlo en tu centro será la base para adaptarse a un entorno VUCA. 

Velocidad 

La velocidad a la que puedes responder ante los obstáculos también es base. Por eso, prepararse para adaptarte a la nueva realidad que se presente es esencial. 

Algunas ideas en este sentido pueden ser preparar un manual de crisis, o protocolos de actuación ante momentos inesperados. 

Inteligencia emocional 

La inteligencia emocional es clave para el bienestar, tanto a nivel individual como colectivo, y en un plano personal y profesional. 

Fomentarla hará posible la unión del equipo y creará sentido de pertenencia, por lo que todos remarán en una misma dirección, y ante la adversidad, será mucho más sencillo salir adelante. 

Estrés positivo 

El estrés positivo, también conocido como estrés, nos estimula para enfrentarnos a los problemas desde una visión creativa, proactiva y más eficiente. 

Nos llena de energía y a largo plazo mejora el rendimiento y la productividad.

Formación y nuevas metodologías  

Por último, formarse constantemente y entrenar nuevas habilidades te ayudará a superar los desafíos que se presenten. Y es que como líder, necesitarás capacitarte para:

  • Abordar la volatilidad con una correcta visión de futuro. 
  • Entender la incertidumbre y poder anticiparte a los cambios.
  • Gestionar la complejidad de dichos cambios para que resulte más sencillo. 
  • Desarrollar una rápida capacidad de reacción ante los cambios. 

Y todo desde un liderazgo positivo capaz de adaptarse a los cambios sin poner en riesgo la estabilidad que un proyecto educativo requiere. 

¿Por dónde empezar? Un buen primer paso puede ser visitar nuestra escuela para gerentes educativos y docentes y empezar el workshop Comunicación positiva en la escuela. 

El workshop está diseñado para que cuando termines:

- Hayas mejorado tus habilidades de comunicación

- Sepas las claves para evitar malentendidos

- Comiences a trabajar mejor en equipo

- Tus mensajes sean más asertivos

- Puedas agilizar reuniones

- Y en definitiva, seas más feliz en tu entorno laboral.

Encuéntralo aquí. 

¿Alguna vez habías oído hablar de los entornos VUCA? ¿Crees que los centros educativos están preparados para este tipo de contextos cambiantes?