Nuevo libro BIENESTAR EMOCIONAL EN LA ESCUELA ¡Consigue tu copia!

Employee experience: qué es la experiencia del empleado y cómo implementarla en tu escuela

January 9, 2022

Cuando hablamos de Bienestar en la Escuela, la experiencia del empleado o employee experience tiene un papel protagonista.

A pesar de ser una percepción subjetiva, influye directamente en el comportamiento y en los eventos que ocurren a lo largo del ciclo de vida de los colaboradores que forman parte del centro.

Por eso es tan importante que la experiencia sea positiva, desde el momento en el que ven una solicitud de trabajo hasta que dejan de trabajar con nosotros.

La pregunta es: ¿por dónde puedes empezar a mejorar esta experiencia en tu escuela y qué es lo que hay que tener en cuenta?

Vamos a verlo.

¿Qué es la experiencia del empleado o employee experience en las escuelas?

El término de experiencia del empleado hace referencia a las estrategias que se utilizan para motivar y retener a los empleados, basándonos en su percepción.

Esta percepción incluye cualquier experiencia que hayan tenido con nosotros, desde el momento 0 en el que vieron la oferta y enviaron su solicitud, hasta que dejaron el puesto de trabajo.

En este sentido, la experiencia del empleado puede verse reflejada en una mejor escuela, ya que mejora el clima laboral, mantiene la motivación estable y frena la alta rotación y pérdida de talento.

Para diseñar una experiencia del empleado positiva, es necesario identificar las expectativas y necesidades de nuestros colaboradores y tratar de satisfacerlos desde tres áreas:

1 – El ambiente cultural: las sensaciones que se experimentan trabajando en nuestro centro.

2 – El ambiente físico: los espacios donde los empleados realizan sus actividades.

3 – El ambiente tecnológico: las herramientas que utilizan para hacer su trabajo diario.

Así que sí, como ves la experiencia del empleado tiene mucho que ver con respuestas emocionales y también con observaciones racionales que surgen en las distintas etapas por las que pasará.

Etapas de la experiencia del empleado

El ciclo de vida de un empleado en nuestra escuela pasará por 5 etapas. Cada una de ellas representan puntos de contacto que puedes optimizar de la siguiente manera:

1 – Contratación

Es un error pensar que la experiencia del empleado comienza con su incorporación. Desde el momento en el que sabe de nuestra existencia y de la posibilidad de trabajar en nuestra escuela, comienza su experiencia.

De hecho esto es lo que en Recursos Humanos se conoce como candidate experience o experiencia del candidato, y se centra en mejorar la experiencia de los candidatos en los procesos de selección para que incluso si no pasan la entrevista, se lleven una buena percepción de nosotros.

Para optimizar esta etapa, trabaja bien ese primer contacto, desde la redacción de la oferta y la propuesta de valor (por qué querrían trabajar en tu escuela), pasando por las entrevistas,  hasta el final de las mismas, manteniendo siempre una comunicación siempre transparente, trasladando personalmente el resultado de la selección y explicando las razones por las cuales no fue elegido.

2 – Incorporación

Una acogida positiva para la nueva persona de tu equipo es súper importante, por lo que el onboarding debería ser una de tus prioridades. En este artículo compartí contigo una guía para crear tu propia estrategia paso a paso.

En esta etapa ten en cuenta que lo importante es que el candidato tenga una buena acogida gracias a un plan de bienvenida, con el que conseguirás que se integre y que empiece en el centro con buen pie.

3 – Desarrollo

A medida que van adquiriendo más experiencia, tus colaboradores podrán asumir distintos retos en los que necesitarán el apoyo de la escuela. Para ello, puedes apoyarte en sesiones de formación o seminarios, y también en oportunidades de promoción.

También, como no, en un plan de bienestar para que aprendan a manejar la carga de trabajo, fomentar la cohesión del equipo y gestionen correctamente sus emociones como docentes.

4 – Abandono

Tanto si la persona decide abandonar su puesto por motivos propios, como si es una salida decidida por el centro, es fundamental saber decir adiós.

Esta etapa es conocida también como offboarding, y su objetivo es el de evitar salidas traumáticas y asegurar un correcto funcionamiento de la actividad diaria de la organización.

Por ello, realizar una entrevista de salida hará que el empleado vea que era importante, y que el centro no se muestra indiferente ante su marcha. Y esto hará que tenga una experiencia positiva en el último punto de contacto, mejorando su reputación.

Algunas ideas para diseñar tu experiencia del empleado

Teniendo en cuenta el ciclo de vida del empleado, hay algunos puntos clave generales que te ayudarán a mejorar tu estrategia de experiencia del empleado.

1 – Involucra a tus colaboradores

En ocasiones es fácil caer en la trampa de pensar por tus empleados, y que poco o nada tenga que ver con lo que realmente esperan de nuestra escuela.

Por eso, lo ideal es que hables directamente con ellos, de forma regular y transparente. Verás que obtienes información súper valiosa.

2 – Haz de tu escuela un entorno saludable

Un entorno saludable en la escuela fomenta el bienestar de sus docentes y colaboradores, impulsando hábitos y facilitando entornos saludables, tanto dentro como fuera de la escuela.

Las escuelas saludables enseñan a sus equipos a accionar saludablemente, y eso se ve reflejado automáticamente en su bienestar, con lo que la experiencia del empleado es mucho más positiva.

3 – Cuenta con el apoyo de un profesional

Un profesional cualificado podrá ayudarte a implementar un plan de bienestar adaptado al momento actual de tu escuela para que por fin des el salto y hagas la diferencia.

Algunos beneficios que obtendrás será un mayor compromiso con el proyecto, menos bajas y rotación, menos estrés y más felicidad.

Todo ello hará que la experiencia del empleado sea agradable, y que tu escuela sea una #escuelafeliz.

Si quieres más información sobre cómo puedo ayudarte a hacerlo en tu escuela, escríbeme y empecemos a hablar.

Empieza ya a fomentar el bienestar en tu escuela y a cuidar la experiencia de cada persona de tu equipo. Los resultados no te defraudarán.